Archivo de la categoría: ARQUITECTURA EN TIERRA

El Desierto y el Oasis en la ciudad contemporánea


Con motivo de una participación en un Congreso para mostrar la importancia de que las instituciones gubernamentales, la sociedad en general y las generaciones herederas de conocimiento ancestral, reconozcan la importancia de las técnicas tradicionales en el conocimiento sobre sustentabilidad, recupero mi primer artículo publicado, para la una Trienal en Venezuela, escrito en conjunto con mi Director de Tesis, donde definimos EL Oasis como modelo Técnico para el aprendizaje sobre sustentabilidad en el el territorio.  De ahí aparece este extracto como palabras finales:

“Normalmente vemos el desierto y sus oasis como un lugar exótico, totalmente ajeno a nuestra realidad. Sin embargo, como indica Laureano (1995) el problema debe ser visto de manera inversa, entendiendo que los oasis surgen como una respuesta a una creciente desertificación, que fue absorbiendo la tierra fértil existente. Solo después de la destrucción de un ecosistema, y la limitación de los recursos, pudo surgir el ingenio técnico para gestionar un paisaje con características sumamente restrictivas para el habitar. Entendiendo que producto de los grandes cambios climáticos que enfrentamos hoy, cada día el gigante desierto se acerca a nuestro hábitat, por lo cual, los conocimientos de quienes ya lo enfrentaron serán las herramientas que nos permitan desarrollar adecuadas estrategias para mantener la habitabilidad en el tiempo, con una disponibilidad de recursos considerablemente reducida respecto de lo que hemos dispuesto en los últimos 150 años”.

El articulo completo se encuentra en el siguiente LA CONSTRUCCIÓN DE LA HABITABILIDAD Y EL PAISAJE EN LOS OASIS DEL DESIERTO DE ATACAMA.

San Pedro de Atacama. RChJ, 2009

muro de tierra soportando a un árbol. San Pedro de Atacama. RChJ, 2009

San Pedro de Atacama, RChJ, 2009

Un muro de tierra aportando con sombra en el Paisaje del desierto. San Pedro de Atacama. RChJ, 2009

Arquitectura social y tecnología de bajo impacto


Me parece que esta idea de que es uno quien conduce su propio camino para terminar haciendo de su profesión, una pasión, no solo es aplicable a el desarrollo personal, sino también en aquello que se puede retransmitir para construir una visión colectiva de esta forma particular de concebir el mundo.  En esas energías comunes con visiones comunes, la gente se encuentra y se abren caminos.  Así fue como de participar en las últimas Jornadas Low Tech  en Barcelona, llegamos a invitar en Santiago de Chile,   a la Escuela de arquitectura donde aplico parte importante de mis pasiones, a uno de los expositores, Angel Estévez,  con su proyecto Casa S_low.  Su conferencia resultó ser un aporte a la construcción de esa mirada diferente sobre la función y formación del arquitecto en el tiempo que vivimos.

A través de un caso en particular de un proyecto que han desarrollado en Tanzania, Africa, Casaslow ha podido materializar el rol social de la arquitectura. La excusa fue la aplicación experimental de un sistema prefabricado de tapia y madera, como una opción para construir espacios saludables, de bajo costo y bajo impacto ambiental.  Pero lo que encontraron mas allá de esta experiencia de aplicación de tecnología eficiente, fue aceptar que no es posible realizar intervenciones locales en lugares con una herencia cultural significativa como lo es una comunidad de Masái, sin realizar previamente un trabajo participativo con la propia comunidad.  La figura del arquitecto que viene a dar soluciones desde su amplia esfera del conocimiento que tiende a valorizar al arquitecto “maestro” queda anulada en este caso donde los habitantes históricamente han vivido de una determinada manera cuya visión del mundo es muy distinta de la visión occidental.

Una intervención en una comunidad  requiere previamente la comprensión de esas lógicas sociales, culturales y ambientales que son propias y únicas para cada caso, y no se aprenden de libros, manuales ni referentes. Se aprenden de la propia experiencia que debe vivir el arquitecto quien debe al mismo tiempo observar detenidamente para aprender de esas otras lógicas del mundo, de manera que pueda canalizar las intensiones que tenga el habitante para el cual propone el proyecto.  Sin duda fue notablemente enriquecedor conocer la experiencia y conocer también las lecciones aprendidas de ésta.  El arquitecto debe saber manejar la técnica, el espacio y sus intersticios, pero  también debe saber relacionar componentes propios de cada sociedad donde pretende intervenir, para resolver un proyecto de manera integral, que implique técnica, proceso y uso del espacio.

afiche conferencia bioconstruccion

Referencias:

____

Jornadas Low Tech,

Barcelona 27 y 28 de noviembre de 2014:   enlace a ponencias 

Casa S_low:   artículo PDF

© RChJ, 2015.