Archivo de la categoría: FOTOGRAFÍA

Sobre el arte de observar


Buscando  cómo incentivar a la curiosidad, para provocar en otros el encanto por la investigación desde una disciplina  que está mas habituada a dar respuestas, que a formularse preguntas, me encontré un libro de Oscar Guash, sobre la observación participante, método para recoger información propio de las ciencias sociales, especialmente en el área de la antropología y la sociología.  Desde mi área disciplinar -la arquitectura- siento una profunda inquietud por nuestro rol como arquitectos, cada vez que tenemos que  pensar, crear, diseñar espacios habitables para otros. Espacios que deben  tener algo de la escencia de las personas, para que éstas puedan sentir los espacios creados como propios.  Cómo conocer al usuario de nuestras creaciones, cómo entender desde la óptica de su realidad su relación con el  entorno, qué es aquello particular que le hace feliz y que puede asociarse a los espacios que utiliza.  A partir de ésto, cómo podemos nosotros adentrarnos en su realidad, para poder crear desde las demandas del otro.

Entonces, me parece que recordar el valor de la observación como un mecanismo de extrema sensibilidad, y de múltiples dimensiones,  es un instrumento para acercarnos a comprender la realidad del observado. Si bien la observación siempre ha sido fundamental en la arquitectura, hoy la capacidad de observar se ve amenazada por el exceso de información que manejamos.

En el mundo mediatizado que estamos viviendo,  la curiosidad por la observación ha sido reemplazada  por la necesidad de ser observado – desde una óptica manipulada, que enfatiza solo  desde aquello que nos enorgullece, que representa nuestros anhelos-  Invitamos a un observador  para que éste observe desde ciertos ángulos, en ciertas acciones, con ciertas personas, en ciertos momentos de nuestros viajes. Creamos un sesgo de base para la observación, y desde ahí sería  fácil dejarse llevar por la información que ya está disponible y olvidar que la observación es subjetiva -como lo son los dibujos, las fotografías,  los croquis, los textos que narran la historia-, por lo tanto solo nuestra propia perspectiva nos permitirá formarnos una idea de la realidad, desde nuestros propios enfoques, intereses, comprensión y conocimiento de aquellos fenómenos físicos o sociales  que observamos.

La observación para un arquitecto es la manera de crear.  Mientras mayor sensibilidad de nuestro entorno tenemos, nuestra observación descubrirá nuevos fenómenos. Asi la observación es mucho mas que lo que observa el sentido de la visión.  En las primeras páginas del libro de Oscar Guash, nos habla de la observación como un arte, lleno de subjetividades, pero aún así es una forma personal y única de entender el mundo:

“Ver, mirar, observar, contemplar, son acciones asociadas al sentido de la vista. Sin ese sentido no existen imágenes y los matices de la realidad se construyen de otro modo. Casi todos los ojos miran, pero son pocos los que observan, y menos aún los que ven. La mirada es un acto sensitivo, inconsciente e intuitivo que permite a las personas circular por lo cotidiano. Un acto sensitivo que cuando aparece asociado al arte, a la religión, o a las esferas más sensibles del ser humano se convierte en contemplación.

Si la mirada es un acto usual que selecciona imágenes de manera inconsciente y que no presta atención al entorno más que para sortearlo, la contemplación es un acto consciente en el que la mirada se concentra en un punto y elimina todos los demás. Contemplar la realidad significa dejarse penetrar por la imagen. Contemplar es poner al servicio de la imagen todos los sentidos hasta el punto de ser uno con aquello que se mira. Contemplar supone ir más allá de la imagen, implica superar los sentidos y dar paso al sentimiento. Es así como puede mirarse un paisaje, un cuadro, una escultura; así es como los místicos de la meseta pretendían fundirse con Dios.  

También hay miradas que buscan y concentran la atención visual de manera que nada pasa inadvertido al ojo que mira. Pero no se trata ya de fundirse con la imagen o con aquello que evoca. Hay miradas que controlan, buscan, espían. Son los ojos del poder: la mirada del dios que está en todas partes y para la cual Jeremías BENTHAM (1979) termina por diseñar una atalaya. Las miradas pueden ser poliformas y diversas. Pero el objetivo de todas es ver. Un objetivo que no siempre es conseguido. La mirada inconsciente y cotidiana que permite transitar la realidad social, la mirada que hace posible la relación con los demás, suele ser una mirada parcialmente ciega. Es una mirada que ignora y que desecha todo lo que no está en el itinerario social habitual: la pobreza, injusticia, desigualdad.  Es la situación social del portador de la mirada lo que condiciona la selección de las imágenes.”

(Guash, 1996, pag. 9)

Referencia bibliográfica:  Guash, Oscar. (1996). LA OBSERVACIÓN PARTICIPANTE. Cuadernos metodológicos 20. Centro de Investigaciones Sociológicas.

 

DSC_2321

Observación _ flamencos en el Salar de Atacama, mi perspectiva, mi enfoque, mi propio sesgo de la realidad observada.  (c) RChJ, 2009.

 

Anuncios

Fragmentos del paisaje construido de Arica y Parinacota


Patas: andenerias de cultivo en la ruta de la pre cordillera de Los Andes. Fragmentos de paisaje hidráulico tradicional.Superposición de herencias culturales: Tiwanaku, Señoríos Altiplánicos, y el Inka.

Fragmentos de andenerías.  RChJ, 2010.

Fragmentos de andenerías. RChJ, 2010.

Las mujeres que mantienen el paisaje construido en el desierto


Por la mañana temprano, la señora se fue al campo a recoger las papas que están para cosecha, porque la lluvia del dia anterior las hechará a perder si o lo hace ahora.

Por la mañana temprano, la señora se fue al campo a recoger las papas que están para cosecha, porque la lluvia del día anterior las pudrirá si no lo hace en este momento.

Ella, al ver que el agua no bajaba a su terraza, se fue a acomodar según la gravedad el cauce que cruza por el camino antes de llegar a los choclos

Ella, al ver que el agua no bajaba a su terraza, se fue a acomodar según la gravedad el cauce que cruza por el camino antes de llegar a los choclos

Entre sus cultivos, ella dibuja los trazados en la tierra que llevan el agua hasta cada una de las plantas. Un meticuloso trabajo para dotar de agua a los cultivos

Entre sus cultivos, ella dibuja los trazados en la tierra que llevan el agua hasta cada una de las plantas. Un meticuloso trabajo para dotar de agua a los cultivos

La mujer retratadora, es parcialmente retratada mientras ella intenta retratar a la mujer a cargo de los oréganos.

La mujer retratadora, es parcialmente retratada mientras ella intenta retratar a la mujer a cargo de los oréganos.

Un homenaje a las mujeres que en los turnos de 8:00 a 13:00 se encargan de cultivar el desierto.  Este oasis precordillerano se llama Socoroma, como muchos ya lo saben. Mis agradecimientos a la Eduardo Flores, retratador de una de las fotografías.

Cada mañana es igual, en un paisaje que abarca unos cuantos kilómetros de extensión, siempre están ellas en su vida solitaria, concentrando su atención absoluta en el desvío de la cantidad correcta en la dirección correcta del agua para el riego de los cultivos, una técnica “artesanal” de riego, una de las técnicas tradicionales para mantener un paisaje, que se vuelve en la secuencia y repetición, en el habitar cotidiano de las campesinas que mantienen la vida en el paisaje del desierto.

la planta reina de los cultivos actuales en Socoroma. El Oregáno

la planta reina de los cultivos actuales en Socoroma. El Orégano

©RChJ. 2013

Desierto Poético: El Gigante dormido de Atacama


Laureano (1995), Cuenta una leyenda de los nómadas Tuareg sobre la personificación humana del Desierto del Sahara describiéndolo como  un gigante extendido. En el norte de Chile, duerme otro gigante y su nombre mas común es Atacama.

Sobre El Sahara, La leyenda relata que hace millones de años, el gigante se habría acostado sobre la espalda, de sur a norte, en la parte norte de África.  De pelo grueso, como los bosques tropicales del Ecuador. Sus pies son las altas cumbres de la cadena del Atlas. Sus órganos son los tesoros del subsuelo. El vientre desnudo y sin problemas se hace de las vastas soledades centrales.   El gigante parece dormido, pero no exento de movimiento. El gran cuerpo, inmerso en los dos océanos, arroja una sombra sobre el mundo antiguo. Sus ciclos biológicos explican los fenómenos naturales del desierto: el aliento eterno del viento y el pulso inquieto de grandes dunas, las montañas  arrugadas y secas, y la disolución continua y la descamación de las llanuras áridas, el calor febril de las rocas y el sudor de la cueva húmeda.  Las acciones del pueblo del Sahara son un componente fundamental de la fisiología del gran gigante: trabajar en las minas, en los pozos, dejar huellas significa afectar los órganos internos, un toque en los estados de ánimo, el cambio de la dermis. Las acciones son permitidas, pero reguladas por límites precisos.  El ciclo vital del titán, impone el modo de habitar y producir, da ritmo al tiempo del trabajo y del reposo, de la fiesta y del dolor.

Diego de Almagro,  Región de Atacama. ©RChJ

El Gigante se extiende de espaldas, parece dormido.

Diego de Almagro, Región de Atacama. © RChJ

Afectados por el color azulino de la luz de la mañana.

Desierto de Atacama. Comuna de Diego de Almagro. © RChJ.

Sus Pliegues son las montañas y llanuras.

© Rosa Chandia Jaure.

El aliento eterno del viento, la disolución continua.

© RChJ

Partes de su cuerpo, las formaciones rocosas.

En  el vientre desnudo aflora el ciclo biológico del desierto. Sus valles, sus oasis. © RChJ

Los ciclos vitales se expresan en sus flujos, que afloran desde los órganos internos.

El sudor de la cueva humeda. La respuesta de sus órganos internos. Los valles de Quebrada.

Se manifiestan en sus valles fértiles, donde afloran sus tesoros mas preciados.

© Rchj (2012)

Y los habitantes son parte de él, que interfiere en su dermis, modificando sus ciclos biológicos.

© RChj.

Las acciones del pueblo, afectan la fisiología del Gigante,bajo el color rojizo de la luz del atardecer.

Como señala Pietro Laureano, la personificación del Sahara realizada por la metáfora de los Tuareg con su imagen hace la realidad profunda de la vida del desierto, la complejidad biológica intensa, de los cuales el ser humano es un elemento esencial, la historia antigua y rica cultura. Esta condición se puede leer en el paisaje, organizado y construido con el tiempo a través de la interacción a largo plazo de las personas con estos espacios, pero la humanización del espacio alude a algo más. ¿Quién dijo que el gran gigante debe permanecer para siempre en los lugares donde se vea relegada ahora? ¿Qué leyes o cadenas lo mantienen confinado en África? ¿Por qué su mirada ardiente no podría volverse a su vez hacia  otros lugares, al otro lado del Mediterráneo, sólo aparentemente distantes, pero realmente tan cerca?

 * Traducción y adaptación de Rosa Chandia Jaure, del texto original en italiano. 

Laureano, Pietro, (1995) La Piramide Rovesciata. Il Modelo dell’oasi per il pianeta Terra. Bollati Boringhieri. pg. 11.

 http://www.ipogea.org/site2/

Fotografías por Rosa Chandia Jaure, en marzo de 2012, Desierto de Atacama, específicamente en la comuna de Diego de Almagro, 3º Región de Atacama.

Fragmentos de paisaje cultural: paisaje agrícola andino


Escondidos por ahí, en medio del desierto de altura, entre quebradas de difícil acceso, aparecen los paisajes, las huellas de un modelo de reproducción social, que se las ingenia para mantener productivo un territorio de topografía compleja, de escasez de agua, y especialmente de escasez de mano de obra.  Un patrimonio vivo, alguna vez conquistado socialmente.  Un pequeño aporte de una comunidad en una tarea de interés global, manteniendo activo su sistema agrícola, y de gestión del agua para su distribución en su territorio controlan constantemente  el avance de la desertificación. El conjunto de trabajos de los territorios anexos, son los que permiten la habitabilidad en el pequeño asentamiento donde regresan, tras jornadas de días completos de trabajo entre las quebradas, donde nada es al azar, todo se enmarca en un sistema.

Socoroma, Chile

 

 

Terrazas de cultivo en Socoroma, Chile

Capturar la imagen. Detener un momento. Francesc Català Roca


Una selección de las imágenes que se presentaron en la muestra de La Pedrera sobre la fotografía en Blanco y Negro de Francesc Català Roca. (1922-1998).  Fotografías de España entre 1950 y  1970 aproximadamente. La sensibilidad y certeza para captar el momento preciso, sin dudar en el disparo, soprenden y resultan una lección de aprendizaje.  Esto es una pequeña selección que pude recopilar, de las fotografías que estuvieron hasta ayer, expuestas en Barcelona. Claro, son copias de copias, solo un atisbo para incentivar la curiosidad, porque el formato original,en grande con la variedad de  matices de blanco y negro, no se comparan.. solo se pueden vivir en directo.

A selection of images  in La Pedrera. in the exhibition on Black & White photography of Francesc Català Roca. (1922-1998). Photographs of Spain between 1950 and 1970 approximately. The sensitivity and accuracy to capture the moment without hesitation in the shot, amaze us and are a lesson. This is a small selection photographs  that we have seen until yesterday, at Barcelona. Sure, are copies of copies, just a hint to encourage curiosity, because the original format, in large variety of shades of black and white, do not compare .. you can only experience live.

    

    

Las reflexiones sobre la fotografía que legó  Català Roca, las transcribo aqui, desde el catálogo de la muestra:

“El fotógrafo siempre duda: qué ángulo tomar, qué diafragma y qué velocidad hay que elegir, que película hay que preferir.. no debe dudar nunca a la hora de disparar”

“Al hacer una fotografia, tenemos tantas posibilidades, puntos de vista y situaciones, que el mero hecho de escoger ya es una creación”

“Me di cuenta de que estaba siendo testigo de cosas que desaparecerían rápidamente, lo presentía; al cabo de cinco años ya no habría podido hacer esas fotografías”

SOBRE ARQUITECTURA:

“Hay que visitar el lugar, después pensar en él, y finalmente buscarlo de nuevo y encontrar el ángulo o la visión que lo resuma y exprese de la manera mas elocuente posible”