Archivo de la etiqueta: agricultura urbana

www.ciclica.eu

Intervenciones urbanas sostenibles: Las Huertas de Abajo en Caldes de Montbui.


La sustentabilidad urbana, demanda la realización de intervenciones en el territorio que permitan la transformación del metabolismo de los recursos de los cuales depende la vida en la ciudad, hacia el cierre de los ciclos materiales producidos en los procesos técnicos.  De esta forma es posible transformar la ineficiencia en el consumo de recursos y al mismo tiempo el incremento de residuos una vez que los recursos son consumidos en la ciudad. Las sociedades de naturaleza orgánica realizan este proceso porque los recursos se entienden desde la maximización de su eficiencia para la sobrevivencia.  Actualmente pese a que aún existen sociedades que gestionan su territorio y sus recursos desde esta perspectiva _es la mas lógica, la mas eficiente_ las presiones por los conflictos de usos que se producen desde la concepción del habitar urbano-industrializado desplazan estas dinámicas tradicionales autogestionadas por las comunidades, hacia dinámicas dependientes de una gestión centralizada de los recursos que se vuelve insostenible en el tiempo.  Habitualmente los conflictos comienzan por el uso de recursos y se transforman en conflictos culturales, que dividen a las comunidades y a lo largo del tiempo, terminan por enterrar aquel conocimiento local que permitía la valoración de las particularidades propias de cada lugar.

El ejemplo siguiente, se trata de una innovadora intervención urbana sostenible, realizada por CÍCLICA junto con CAVAA donde a partir de un trabajo académico comenzado hace unos años en la ETSAV, en un espacio agrícola tradicional donde existía una comunidad de hortelanos en conflictos por el uso del agua  con empresas de hotelería y turismo.  El grupo de arquitectos e investigadores, decidieron actuar como mediadores del conflicto, generando a través de estrategias de participación ciudadana, instancias para la reflexión sobre la importancia de realizar transformaciones operativas en el paisaje que permitieran recuperar los usos tradicionales del agua en el territorio, y llegar a equilibrar los intereses para el beneficio común a largo plazo de todos los actores involucrados en el conflicto. A través del reconocimiento del lugar, aportado por los propios usuarios, lograron proponer y ejecutar intervenciones que recuperan los equilibrios en el uso del agua.   Sus autores describen el proyecto de la siguiente manera. (traducido por Rosa Chandia-Jaure)

11054356_752628058185365_2969566899999522857_n“Se trata de una zona de huertos de unas 4 hectáreas estructuradas por tandas de riego históricas que se leían con un caracter periférico e informal, de límite con la ciudad, reconocible en un espacio caracterizado por huertos destinados en su mayoria para el autoconsumo y con algunos elementos construidos por los mismos hortelanos usuarios de este espacio, como lo son las acequias, compuertas, fuentes y casetas de trabajo.  El proyecto comenzó por la necesidad de intervenir en la gestión de las aguas termales sobrantes de los balnearios ubicados en la parte superior, para abastecer con agua de riego de calidad, pudiendo sustituir el actual abastecimiento con aguas servidas mezcladas con la escorrentía del agua de lluvia.”

Galería de imágenes del proyecto. Fuente:  Red social Cíclica

Ciclica es un grupo de 5 arquitectos formados en investigación en la ETSAV-UPC. Sus nombres son: Elena Albareda, Joaquim Arcas, Marina Casals, Anna Pagès i Marta Serra.

Videoteca: agricultura, infraestructura y paisaje.


Un enlace a una conferencia de la cátedra blanca de la ETSAB,  los arquitectos Margarita Jover e Iñaki Alday, con motivo del seminario “En torno al paisaje”. en marzo de 2010.

Una presentación de proyectos de paisaje e infraestructura, donde han actuado en estrecho vínculo con la agricultura, entendiendo el caracter dinámico de sus paisajes, los cuales se ven sometidos a constantes cambios.  Por éste motivo, el trabajo del arquitecto en este campo se debe asumir como un conjunto de estrategias dentro de un proceso, sin forma estable. Plantean enfrentarse a un proyecto a través de una “metodología de sistemas”, donde se interceptan diversas capas, que serían agua, vegetación, infraestructura y agricultura.

“El paisaje ya existe, es el resultado de la relación entre el territorio y su gente.  El paisaje no se dibuja.  Un proyecto de paisaje es el resultado de una gestión de recursos y su tiempo”.

VER VIDEO CONFERENCIA

Alda y Jover

Reflexiones sobre la agricultura urbana



El vínculo que desde el origen de las civilizaciones ha existido entre ciudad y agricultura, ha experimentado transformaciones importantes a lo largo del tiempo, siendo la más trascendental, aquella ocurrida en el siglo XVIII, en los comienzos de la revolución industrial, donde, a través de los principios económicos convencionales, se comienzan a transmitir ideales de progreso y desarrollo,  interpretados como una forma de pasar de lo atrasado a lo moderno, de lo rural a lo urbano, del huerto familiar a la agricultura industrializada.  La agricultura queda relegada de la ciudad a un espacio residual de ésta.  La visión de los huertos familiares queda vinculada a los suburbios de las grandes ciudades europeas, como asentamientos populares que gestionan el territorio como una forma de agricultura de subsistencia, mientras que el resto de las grandes zonas agrícolas, se observan como un terreno satisfactor de necesidades de las ciudades.

Sin embargo, esta desvinculación entre ciudad y agricultura, genera un creciente deterioro y grandes conflictos sociales, producto del empobrecimiento de los suelos productivos y el aumento de la migración hacia la ciudad y como consecuencia de ésto, el aumento de los niveles de pobreza,  ya que los habitantes dejan atrás su autosuficiencia,  para comenzar a depender del intercambio económico para subsistir, cambiando las actividades productivas por las actividades de servicios a la industria y el comercio principalmente.

Desde hace algunos años la forma de entender el paisaje rural ha dejado de ser vista como un residuo de lo urbano, sino mas bien se pretende que vuelva a tener un rol significativo dentro de la ciudad.  Junto a estos cambios de pensamiento, lo ideales de los habitantes de las ciudades también van cambiando, y la idea de desarrollo apunta a la equidad, y a valorizar la importancia de la biodiversidad tanto en las zonas de grandes terrenos de producción agrícola, como  dentro de las ciudades, que vuelven a ganar suelo productivo y complejidad de ecosistemas. El habitante de la ciudad, requiere satisfacer ciertas necesidades vinculadas con el ser, y dentro de éstas, aspira al reencuentro con la naturaleza perdida en la ciudad, entendiéndola como el espacio de biodiversidad en que el hombre manipula las condiciones físicas preexistentes para acondicionar su espacio a sus requerimientos.

El huerto urbano hoy es utilizado en diversas ciudades de Europa, como una opción que permite enfrentar problemas no solo de abastecimiento individual para la subsistencia, sino que se plantea como una opción social _ como es el caso de los huertos urbanos gestionados por adultos mayores_.  Favorecen la sociabilización entre las personas, convirtiéndose en lugar de encuentro, por lo tanto en espacio público.  En ciudades pequeñas, el huerto urbano es el jardín de la casa.  Se optimizan los cultivos para el consumo familiar y se evita con ello la degradación de los suelos.  Los huertos urbanos individuales o colectivos, al requerir la atención constante de los habitantes sobre éste, favorecen el sentido de arraigo y pertenencia.

Huerto Urbano comunitario, Basel, Suiza.

Huerto urbano particular, Banyoles, Cataluña.

Frente a los ideales de insertar el paisaje rural en el medio urbano, Luis Octavio Da Silva, presenta en la revista Bifurcaciones, un artículo titulado Agricultura, utopías y prácticas urbanas donde realiza un repaso sobre la agricultura urbana, y los jardines, analizando el vínculo con ciertos significados y simbolismos que definen ideales de ciudad, como  el punto de encuentro de las prácticas políticas, culturales y económicas en un ambiente que represente a la naturaleza perdida.  Podemos reflexionar sobre el jardín de aspecto continuo, lineal y homogéneo que evoca paisajes del norte de Europa e Inglaterra, desde el ámbito de la contemplación del paisaje, como “el jardín del edén”, que puede y debe coexistir con el jardín productivo, el cual se aproxima al paisaje rural y la agricultura.  Ambos son paisajes manipulados, y ambos aspiran al encuentro biológico del hombre y su entorno, como satisfactores distintas necesidades y aspiraciones humanas. Claro está, uno contrastando con el otro en términos de eficiencia de recursos.

Jardín productivo y Jardín de contemplación. Uno para generar recursos y el otro para consumirlos.

Referencias:

DA SILVA, Luis Octavio (2009). “Agricultura, utopías y prácticas urbanas”. En  bifurcaciones [online]. núm. 9. World Wide Web document, URL: <http://www.bifurcaciones.cl/009/DaSilva.htm&gt;. ISSN 0718-1132:

http://www.bifurcaciones.cl/009/DaSilva.htm

PEREZ, Edelmira.  Hacia una nueva visión de lo rural. CLACSO, Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina. 2001. ISBN: 950-9231-58-4, disponible en:

http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/rural/perez.pdf